TEXTO-Banco central de México mantiene tasa de interés referencial en 3.0 pct

jueves 29 de octubre de 2015 13:12 CST
 

Anuncio de Política Monetaria del 29 de octubre de 2015.

La Junta de Gobierno del Banco de México ha decidido mantener en 3.0 por ciento el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día. La economía mundial ha continuado debilitándose. La modesta recuperación de las economías avanzadas y la persistente desaceleración en las emergentes se han retroalimentado a través del menor dinamismo del comercio internacional y de los mercados financieros. La economía de Estados Unidos ha venido expandiéndose a un ritmo moderado, en parte por la apreciación del dólar y de una menor demanda global.

El mercado laboral en dicho país sigue mostrando una recuperación, aunque más lenta que en el pasado a juzgar por la desaceleración de la creación de empleos en los últimos meses. La inflación se mantiene en niveles bajos como reflejo de la evolución reciente de los precios de la energía y de la apreciación del dólar.

En este entorno, la Reserva Federal ha señalado que sus acciones futuras dependerán de la evolución de la actividad económica, del mercado laboral y de la inflación. Por su parte, en la zona del euro y en Japón los riesgos a la baja para el crecimiento económico y la inflación se han acentuado, por lo que se espera que en el futuro cercano relajen aún más su postura monetaria. En la gran mayoría de las economías emergentes la actividad económica siguió perdiendo vigor, en parte por los bajos precios de las materias básicas y la desaceleración de China, mientras que el comportamiento de la inflación ha sido más divergente, por lo que la respuesta de política monetaria también ha sido diferenciada entre países.

Sin embargo, se espera que las condiciones monetarias a nivel global permanezcan extraordinariamente acomodaticias en el futuro previsible.

Por otra parte, no se puede descartar el riesgo de que las economías emergentes con mayores vulnerabilidades macroeconómicas enfrenten un proceso desordenado de ajuste económico y financiero. En suma, el balance de riesgos para el crecimiento de la economía mundial se ha deteriorado, mientras que el correspondiente a la inflación permaneció sin cambio.

En los mercados financieros internacionales se percibió una menor volatilidad en las últimas semanas, e incluso se observó un ajuste al alza en los precios de algunos activos que habían registrado pérdidas importantes durante el tercer trimestre. Este comportamiento respondió en buena parte al mayor apetito por riesgo de inversionistas institucionales, ante la postergación de la normalización de la política monetaria en Estados Unidos y las medidas adoptadas por el gobierno chino para estabilizar sus mercados. Esta situación podría cambiar en los próximos meses, dada la incertidumbre sobre el inicio de la normalización de la postura monetaria de la Reserva Federal en el futuro, la elusiva fortaleza de la zona del euro y vulnerabilidades significativas en algunas economías emergentes emblemáticas, tales como China y Brasil.

En México, la cotización del peso frente al dólar mostró una ligera apreciación y menor volatilidad. Por su parte, las tasas de interés prácticamente en todos los plazos mostraron una disminución, al tiempo que no se ha observado una reducción neta de posiciones en bonos del Gobierno Federal por parte de inversionistas institucionales. Hacia adelante es probable que la volatilidad en los mercados financieros internacionales se vuelva a elevar.

Por ello es fundamental mantener un marco macroeconómico sólido en nuestro país, para lo cual será necesario concretar los esfuerzos recientemente planteados en el ámbito fiscal, ajustar la postura de política monetaria de ser necesario y continuar implementando adecuada y oportunamente las reformas estructurales. Ello contribuirá a mantener la confianza en la economía de México, distinguiéndola de otras economías emergentes, de tal forma que el componente de riesgo país en las tasas de interés permanezca en niveles bajos, lo cual será crucial ante un entorno externo en el que las condiciones financieras serán más astringentes.   Continuación...