México emite reglas para reforzar supervisión en mercado de derivados

jueves 15 de mayo de 2014 13:12 CDT
 

MEXICO DF, 15 mayo (Reuters) - México publicó el jueves nuevas reglas dirigidas a reforzar la supervisión de operaciones en el mercado de derivados y hacerlas más transparentes, en un intento por reducir los riesgos de una crisis de mercado.

Las autoridades financieras de México han estado trabajando en las nuevas reglas acordadas por el G-20 luego de que el mercado de derivados de riesgo ayudó a alimentar la crisis del 2007-2009, que llevó a inyectar miles de millones de dólares de contribuyentes en rescates.

Las regulaciones publicadas en el Diario Oficial de la Federación por la Secretaría de Hacienda, el banco central y el regulador de banca y valores, establecieron un marco para las cámaras de compensación que operan en bolsas de derivados u otras plataformas.

"Durante los últimos años, el mercado de derivados ha mostrado un crecimiento significativo, principalmente respecto de aquellos mercados conocidos como extrabursátiles, es decir los que se negocian fuera de las bolsas de derivados", dijo Hacienda en un comunicado.

"Esta situación requiere que las autoridades financieras cuenten con herramientas suficientes para identificar, medir y mitigar los riesgos potenciales de este mercado", agregó.

A diferencia de operaciones con acciones que son a través de intercambios, la mayoría de los derivados de activos financieros mexicanos se negocian sobre el mostrador directamente entre los inversores y las instituciones.

Las reglas también establecen normas para la gestión empresarial, operaciones, auditoría y seguridad.

Además, la nueva regulación permite a las cámaras de compensación de derivados prestar servicios de registro y guarda de información de operaciones derivadas, añadió el comunicado.

Los opacos mercados de derivados que sacudieron los bancos de Estados Unidos durante la crisis financiera también asestaron un duro golpe a las empresas mexicanas, lo que generó preocupaciones de que más firmas locales escondían grandes pérdidas. (Reporte de Michael O'Boyle, traducido por Miguel Angel Gutiérrez, editado por Manuel Farías)