ACTUALIZA 3-Pobres políticas fiscales y falta de coordinación son una amenaza: bancos centrales

martes 15 de octubre de 2013 16:20 CDT
 

(Agrega declaraciones de banquero central México, detalles)

Por Dave Graham y Luis Rojas

MEXICO DF, 15 oct (Reuters) - Las decisiones fiscales y los riesgos políticos podrían socavar los esfuerzos de los bancos centrales para reanimar la economía global, dijeron el martes banqueros centrales, mientras Estados Unidos está al borde de lo que sería una devastadora situación de suspensión de pagos.

Los funcionarios denunciaron los peligros que representan una política monetaria no convencional y la falta de coordinación de las autoridades fiscales para impulsar a la economía, durante un evento organizado por el Banco de México sobre autonomía de los bancos centrales.

"Una amenaza más importante a la independencia del banco central que el uso de políticas monetarias no convencionales tiene que ver con si las autoridades fiscales actúan de una manera consistente con los objetivos del banco central", dijo en el evento William Dudley, el presidente de la Fed de Nueva York.

Una de esas políticas poco habituales es la enorme compra de bonos que lleva a cabo la Reserva Federal (Fed) estadounidense, que podría debilitar potencialmente su independencia si acarrea pérdidas a su balance cuando suban las tasas de interés, acotó.

Si bien por ahora las acciones de la Fed están manteniendo bajo el gasto neto por intereses de Estados Unidos, todavía hay mucho por hacer en el frente del empleo, aseguró el funcionario.

Washington está en medio de una disputa presupuestaria que, según reiteradas advertencias de la Fed, obstaculiza el crecimiento económico y la generación de empleo, y podría llevar a otra recesión si el Gobierno incumple con el pago de deudas.

La Fed ha sido muy criticada por algunos legisladores republicanos durante sus cinco años de política ultraexpansiva sin precedentes por la baja a casi cero de su tasa de interés y una carga en su balance que se ha cuadruplicado a unos 3,7 billones de dólares por la compra de bonos del Tesoro para mantener bajos los costos de los préstamos.   Continuación...