México está bien preparado ante riesgo de incumplimiento EEUU: jefe banco central

lunes 14 de octubre de 2013 08:49 CDT
 

MEXICO DF, 14 oct (Reuters) - México cuenta con la liquidez necesaria para enfrentar un escenario extremo y "de baja probabilidad" de un incumplimiento de pago por parte de Estados Unidos, dijo el gobernador del banco central mexicano, Agustín Carstens.

Sus declaraciones se relacionan con el riesgo de que el poderoso vecino de México entre en una cesación de pago si el Congreso de Estados Unidos no aprueba a más tardar el jueves un nuevo techo de endeudamiento.

"Hemos tomado las precauciones debidas en el manejo de las reservas internacionales y estamos bien pertrechados", dijo Carstens en una entrevista con El Economista publicada el lunes en la edición impresa del diario.

"Tenemos más de 170,000 millones de dólares de reservas; la Línea de Crédito Flexible con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que es un acceso a liquidez en casos de emergencia", agregó.

El Gobierno estadounidense está parcialmente paralizado desde el 1 de octubre ante la negativa de los legisladores republicanos de aprobar una medida de financiamiento, a menos que el presidente Barack Obama y los legisladores demócratas acuerden retrasar la reforma de salud promovida por el mandatario.

Ese conflicto se combina con una fecha límite para que el Congreso aumente el techo de endeudamiento del Gobierno. Los inversores de todo el mundo están observando el desarrollo de este tema.

La economía de México, que se está en una fase de desaceleración, depende en gran medida de los ciclos económicos de Estados Unidos, su principal socio de negocios.

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, dijo en septiembre que la economía probablemente crecerá un 1.7 por ciento en el 2013 -la tercera baja de sus cálculos en este año- debido a los daños causados por el reciente paso de dos devastadoras tormentas.

El jefe del banco central dijo en la entrevista que la entidad podría revisar su pronóstico de crecimiento para el año, que hace unos meses ubicó entre 2 y 3 por ciento, aunque reiteró que la desaceleración local es temporal.

Carstens observó que de presentarse el incumplimiento de pagos "habría un impacto financiero mundial muy serio que llegaría a través del deterioro de la salud y estabilidad financiera del sistema bancario de Estados Unidos".

Varios legisladores estadounidenses expresaron optimismo el domingo sobre las posibilidades de que se alcance un acuerdo que evite una posible cesación de pagos, pero los esfuerzos para hacerlo parecían lentos y podrían extenderse hasta último momento. (Reporte de Verónica Gómez Sparrowe; Editado por Silene Ramírez)