ANALISIS-Brasil lucha por liberarse de fantasma de altas tasas de interés

martes 16 de julio de 2013 12:47 CDT
 

Por Alonso Soto

BRASILIA, 16 jul (Reuters) - Cuando las tasas de interés de Brasil bajaron a mínimos récord el año pasado, la presidenta Dilma Rousseff y muchos economistas en el país declararon que los días de costos de endeudamiento elevados habían quedado atrás.

Pero puede que se hayan equivocado.

El alto gasto público, la fuerte depreciación del real brasileño, y la esperada normalización de las condiciones monetarias en Estados Unidos podrían obligar al Banco Central de Brasil a terminar devolviendo a la tasa de interés Selic a los dos dígitos.

Desde que asumió la presidencia en 2011, una de las prioridades del Gobierno de Rousseff fue bajar a un solo dígito las históricamente altas tasas de interés de Brasil. Hace ocho meses, cuando la tasa Selic bajó a un mínimo histórico de 7,25 por ciento, parecía que su cruzada estaba dando frutos.

La baja en los costos del endeudamiento a lo que algunos funcionarios brasileños describieron como "niveles de mundo desarrollado" debía ser un hito para la mayor economía de América Latina, desatando una ola de crédito a bajo costo y un período sin precedentes de crecimiento económico sostenido.

Las cosas no han resultado así. Brasil sigue atrapado en un atolladero de crecimiento lento, retenido por otro lastre histórico de la economía brasileña: la elevada inflación.

Como resultado, el Banco Central ha debido cambiar el curso, elevando las tasas de interés en sus últimas tres reuniones de política monetaria, en un intento por bajar la inflación anual a un 4,5 por ciento, el centro de su rango meta.

Bajo la dirección de Alexandre Tombini, la autoridad ha elevado la Selic en 125 puntos básicos en lo que va del año, llevándola a un máximo de 14 meses de 8,50 por ciento la semana pasada.   Continuación...