Acciones zona euro caen a mínimo de 3 meses arrastradas por Italia

martes 26 de febrero de 2013 12:21 CST
 

Por Toni Vorobyova y Alistair Smout

26 feb (Reuters) - Las acciones de la zona euro se hundieron a mínimos de tres semanas el martes arrastradas por la incertidumbre respecto a las elecciones legislativas en Italia, que renovó la preocupación sobre el futuro del bloque regional y llevó a los inversores a buscar refugio contra una mayor venta.

Ningún grupo se ha asegurado una mayoría en el parlamento de Italia, donde se votó lunes y martes, generando una incertidumbre política y la perspectiva de un gobierno entre enemigos declarados: la centroderecha del ex primer ministro Silvio Berlusconi y la centroizquierda de Pier Luigi Bersani.

El referencial italiano FTSE MIB se hundió un 4,9 por ciento y cerró a 15.552,20 puntos, registrando su mayor caída diaria en casi un año en una jornada en la que apenas dos de sus 40 componentes evitaron terminar en rojo.

El índice EuroSTOXX 50 de los principales papeles de la zona euro cerró con un descenso del 3,1 por ciento, a 2.570,52 puntos, su cierre más bajo desde el 28 de noviembre. La caída extendió el retroceso del índice desde el máximo de 18 meses a 2.754,80 que tocó a fines de enero.

En tanto, el índice paneuropeo FTSEurofirst 300 se desplomó y cerró con una caída del 1,36 por ciento, a 1.150,25 unidades.

Los temores a que la crisis de deuda se avive en la zona euro se propagaron al sector bancario. Los bancos podrían ser afectados por nuevas amortizaciones y créditos morosos si la economía de la región se debilita como resultado de los problemas de deuda en países como Italia y España.

El índice STOXX Europe 600 del sector bancario fue el de peor desempeño entre los diferentes sectores, con una caída del 3,1 por ciento. Las acciones de bancos italianos como Intesa y Unicredit se desplomaron un 9,1 y un 8,5 por ciento, respectivamente.

Asustados por la profundidad de la caída, los inversores corrieron a comprar opciones, que dan el derecho de vender en el futuro a un precio preestablecido, protegiéndose contra una caída del mercado o simplemente apostando a ella.

La volatilidad implícita en el índice de la zona euro, un crudo indicador de la aversión al riesgo por parte de los inversores basado en cuánto está dispuesta la gente a pagar por opciones, subió un 21,5 por ciento a nuevos máximos en el 2013 , a 25,90 puntos, aunque sigue lejos de máximos del año pasado a 38,31.

Los inversores también buscaron refugio en sectores que obtienen la mayor parte de sus ingresos fuera de la zona euro y por lo tanto podrían ser menos afectados por alguna crisis allí. (Reporte de Toni Vorobyova; editado por Hernán García)