Yen se afirma antes de reunión G-20, debilidad Europa reduce confianza

viernes 15 de febrero de 2013 03:33 CST
 

Por Richard Hubbard

LONDRES, 15 feb (Reuters) - El yen se afirmaba el viernes en momentos en que los inversores se preparan para la probabilidad de más comentarios contradictorios sobre divisas en una reunión del G-20, mientras que un avivamiento en las preocupaciones sobre el crecimiento económico mundial pesaba sobre las acciones y las materias primas.

El foro del G-20 en Moscú está en el centro de atención ya que se espera que los funcionarios discutan si las políticas monetarias ultra expansivas de Estados Unidos, Japón, Gran Bretaña y la zona euro se salen de compromiso del grupo con los tipos de cambio determinados por el mercado.

El dólar cedía un 0,5 por ciento a 92,46 yenes, cayendo hasta un mínimo en una semana de 92,25 unidades, mientras que el euro cedía a un mínimo en dos semanas de 123,10 yenes.

La moneda japonesa obtuvo cierto apoyo cuando un funcionario ruso dijo que la redacción del comunicado final de la reunión del G-20 estaba resultando difícil, pero que el texto no criticará directamente a Japón.

"Es una cuestión de '¿Quién inició el fuego?' Se puede decir que Japón se ha vuelto muy agresivo, pero entonces se podría decir, bueno, qué han hecho los estadounidenses, qué pasa con los británicos y así sucesivamente", dijo William De Vijlder, presidente de inversiones de BNP Paribas Investment Partners.

El yen también estaba apuntalado por las expectativas de que el primer ministro japonés, Shinzo Abe, esté cerca de la selección de su candidato a gobernador del Banco de Japón. La decisión podría llegar en los próximos días, según dijeron a Reuters fuentes cercanas al proceso.

Las acciones cotizaban ampliamente planas con el índice paneuropeo FTSEurofirst 300 exhibiendo pocos cambios a 1.163,34 puntos tras los pobres datos del Producto Interno Bruto de la zona euro reportados el jueves.

La contracción sorprendentemente fuerte en la economía de la región durante los últimos tres meses del 2012 ha minado las esperanzas de una pronta recuperación de la recesión, pero también impulsó rumores de que el Banco Central Europeo podría aplicar una política más expansiva.   Continuación...