Mercados argentinos suben por acuerdo fiscal EEUU; peso en mínimo histórico

miércoles 2 de enero de 2013 10:38 CST
 

BUENOS AIRES, 2 ene (Reuters) - La bolsa y los bonos de Argentina afirmaban sus alzas el miércoles, en sintonía con los mercados externos, luego de que en Estados Unidos se aprobara un acuerdo para impedir alzas de impuestos y recortes en gastos que amenazaban a la mayor economía del mundo.

Operadores dijeron que inversores institucionales recompraban posiciones al disminuir el riesgo global, para aprovechar así un inicio positivo del año.

El índice accionario Merval de Buenos Aires avanzaba un 2,95 por ciento a 2.938,59 puntos a las 1630 GMT, sus máximos desde octubre del 2011, mientras que los títulos públicos del país sudamericano ganaban en promedio el 1,5 por ciento.

Los mercados celebran que los legisladores estadounidenses avalaran el martes en la noche un acuerdo para prevenir fuertes alzas de impuestos para todos los ciudadanos y recortes de gastos que habrían llevado a la mayor economía del mundo a caer en un "abismo fiscal" y a sufrir una recesión.

"El Merval se adhiere al marco de fuertes ganancias globales al ceder el riesgo de mayor volatilidad luego de formalizarse el acuerdo fiscal tan controvertido en Estados Unidos", dijo Marcelo Paccione, analista de ConsultCapital.

"El menor riesgo lleva a una subida generalizada en acciones y bonos, y habrá que ver cómo las calificadoras (de riesgo) evalúan el acuerdo político (en Estados Unidos)", agregó.

El riesgo país argentino según el EMBI+ de JPMorgan, que mide el diferencial de rendimiento de los bonos locales con los estadounidenses, retrocedía 52 unidades hasta los 938 puntos básicos, el más bajo desde finales de octubre de 2012.

La bolsa argentina viene de acumular un alza del 15,9 por ciento el año pasado y los bonos locales acumularon un promedio positivo del 3,5 por ciento, aunque con fuerte volatilidad selectiva en ambos mercados.

Argentina instó el viernes ante una corte de apelaciones estadounidense a que revierta una orden que exige al país pagar 1.330 millones de dólares a los acreedores que no participaron en sus dos reestructuraciones de deuda, un caso legal que podría tener ramificaciones para los mercados globales.   Continuación...