"Ruby Rompecorazones" aparece en México tras ausencia en juicio Berlusconi

martes 11 de diciembre de 2012 16:01 CST
 

MILAN, 11 dic (Reuters) - Karima El Mahroug, testigo clave en el juicio por escándalo sexual contra el ex primer ministro de Italia Silvio Berlusconi y quien no se presentó el lunes para testificar ante la corte, está en México y no volverá a Europa hasta enero, dijo el martes su abogada.

El Mahroug, conocida como "Ruby Rompecorazones", debía dar evidencia el lunes en Milán en el caso en el que Berlusconi es acusado de pagarle por sexo cuando era menor de edad.

La corte le ordenó a la policía rastrear a El Mahroug tras su ausencia en el juicio que recuerda los escándalos que ensombrecieron el último mandato como primer ministro de Berlusconi, quien días atrás anunció que se presentará una vez más para competir por el cargo.

La abogada de la bailarina exótica, Paola Boccardi, quien en el juicio dijo no saber el paradero de su representada, informó el martes a Reuters que El Mahroug se había puesto en contacto con ella para informarle que está en México con su novio y su bebé, y que recién volvería a Italia en enero.

Boccardi destacó que El Mahroug lamentaba el problema que había causado su ausencia pero que no estaría en Italia para el 17 de diciembre, fecha de la próxima audiencia.

La fiscal Ilda Boccassini dijo en la corte que la ausencia de El Mahroug en la corte fue una táctica dilatoria orquestada por los abogados de Berlusconi para impedir que haya un veredicto en el juicio antes de las elecciones que tendrían lugar en febrero.

El multimillonario de 76 años dijo la semana pasada que buscaría volver al poder, después de que su partido le quitara abruptamente su respaldo al Gobierno del actual primer ministro, Mario Monti.

Berlusconi es acusado de pagar por tener sexo con El Mahroug en fiestas en su residencia cuando ella tenía menos de 18 años, la edad mínima permitida para ejercer la prostitución en Italia.

El juicio ha generado una gran atención en Italia y el extranjero. Berlusconi niega los cargos y "Ruby", que ahora tiene 20 años, ha dicho que nunca tuvo sexo con él. (Reporte de Sara Rossi, escrito por Gavin Jones; Editado en español por Javier Leira)