4 de octubre de 2012 / 15:57 / hace 5 años

REENVÍO-SONDEO-Peso México vería poco avance en un año

5 MIN. DE LECTURA

(Cambia fecha)

* Peso cotizaría en 12.65/dlr en un año

* Mayor cautela frente a estímulos monetarios limitaría ganancias

* Reformas económicas locales podrían mejorar perspectiva

Por Jean Luis Arce

MEXICO DF, 4 oct (Reuters) - El peso mexicano vería una escasa apreciación en el lapso de un año limitado por un difícil contexto económico y financiero mundial, que restaría convicción a las apuestas favorables de los inversionistas a pesar del reciente arribo de nuevos estímulos monetarios.

Un sondeo elaborado por Reuters entre 27 analistas arrojó que la moneda mexicana cotizará dentro de un año en 12.65 unidades por dólar, según la mediana de los pronósticos, lo que implica una apreciación del 1.38 por ciento respecto de su cierre del miércoles.

La cifra supone un avance de 1.19 por ciento frente a una encuesta previa de Reuters publicada en agosto, que veía al peso mexicano cotizando en 12.80 unidades por dólar en un horizonte de 12 meses.

El anuncio en septiembre de los bancos centrales de Estados Unidos y Europa de ofrecer nuevas y masivas medidas de estímulo monetario pareció abrir la puerta a una nueva escalada del peso mexicano en los meses por venir.

No obstante, el complejo panorama económico y financiero de la zona euro, la desaceleración de la actividad en China y el lento andar de la economía estadounidense pese a cuatro años de condiciones monetarias "extraordinariamente laxas" se han traducido en mayor cautela y escepticismo.

"El inversionista ya ahora es más consciente de que (los estímulos) no necesariamente van a tener un efecto económico y que podría ser un burbuja (en los activos financieros), y entonces no se anima a venirse con todo", dijo Jorge Gordillo, subdirector de análisis de CI Banco.

Una anterior ronda de alivio monetario de la Reserva Federal de Estados Unidos llevó al peso en mayo del 2011 a fortalecerse más allá de 11.50 unidades por dólar, un nivel que no había tocado desde fines del 2008.

Cuatro meses después, la turbulencia europea y una rebaja de la calificación soberana de Estados Unidos forzaron una caída libre del peso a niveles por encima de 14 unidades por dólar, mostrando que muchos inversionistas habrían llegado muy lejos y demasiado rápido en sus apuestas por la moneda.

Con todo, expertos coinciden en que los capitales seguirán fluyendo debido al jugoso diferencial entre la deuda de México y la de países como Estados Unidos, Japón o Alemania, así como por las saludables perspectivas de crecimiento económico doméstico.

Sin embargo, las apuestas se harían con mayor cautela. Así, el rendimiento del referencial bono de 10 años, que tocó un mínimo récord en julio, observó posteriormente una pronunciada venta antes de retomar el curso bajista en septiembre.

Riesgos Al Alza

La perspectiva conservadora que domina los resultados de la encuesta no descarta la posibilidad de sorpresas al alza para la moneda mexicana, apoyada principalmente en la posibilidad de que el nuevo gobierno de México logre sacar adelante algunas reformas económicas.

Así, una tercera parte de los analistas encuestados espera ver al peso mexicano operando entre 11.57 y 12.50 unidades por dólar en el lapso de un año, desafiando la mediana de 12.65 por dólar.

El presidente electo, el priista Enrique Peña Nieto, quien asumirá el cargo el 1 de diciembre, ha prometido impulsar una reforma fiscal así como en una mayor apertura del sector energético a la inversión privada, lo que podría impulsar el crecimiento.

"El hecho de que se pasó la ley laboral al menos en la cámara de diputados es una muy buena señal de que se pueda pasar la propuesta fiscal", comentó Benito Berber, estratega de Nomura Securities en Nueva York.

Un avance en las llamadas reformas estructurales también animaría a las agencias calificadoras a subir la nota soberana de México, según expertos.

Otro riesgo al alza para la moneda mexicana sería la creciente ola de intervención que otros bancos centrales han lanzado para impedir la apreciación de sus monedas, frente a la conocida tendencia de las autoridades mexicanas a no interferir en el desempeño de sus mercados financieros.

No obstante, la facilidad para operar el peso mexicano y su elevada liquidez la han convertido en la preferida de los inversionistas para apostar en su contra cuando la percepción de riesgo se eleva, lo que podría eclipsar su atractivo fundamental.

"El peso de México se ha convertido en un referente del riesgo más que una moneda que opere en base a sus fundamentos, de modo que a veces no necesariamente la gente está apostando contra México, están apostando contra el mercado", explicó Marjorie Hernández, estratega de monedas de HSBC en Nueva York. (Con reporte adicional de Noé Torres y Michael O'Boyle; Editado por Javier López de Lérida)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below