Bonos EEUU caen antes de subasta deuda a siete años

jueves 24 de mayo de 2012 09:33 CDT
 

NUEVA YORK, 24 mayo (Reuters) - Los precios de los bonos del Gobierno de Estados Unidos caían el jueves, mientras los inversores se preparaban para una venta de deuda a siete años, la última subasta de esta semana, y buscaban mejores rendimientos que los vistos en los papeles del Tesoro o en los Bunds alemanes.

El Tesoro estadounidense venderá 29.000 millones de dólares en bonos a siete años en la tarde del jueves, con lo que completará ventas por 99.000 millones en papeles esta semana.

La demanda por estos bonos podría ser puesta a prueba ante los bajos rendimientos. El jueves, el papel llegó a rendir un 1,13 por ciento, un mínimo histórico.

Los rendimientos a siete años han caído desde máximos de hasta 1,79 por ciento vistos el mes pasado, debido a los temores por la crisis europea y a las apuestas de un nuevo estímulo por parte de la Reserva Federal una vez que venza en junio el programa "Operación Twist".

"El bono a siete años está relativamente caro", dijo Alan De Rose, operador de Oppenheimer & Co en Nueva York, aunque señaló que la demanda podría ser fuerte, incluso si el precio de los nuevos bonos es levemente superior a los niveles previos a la subasta.

El bono a siete años cotizaba el jueves en el mercado con una caída de 2/32 en precio y un rendimiento del 1,18 por ciento.

La falta de noticias negativas desde Europa disminuía además la demanda por la seguridad de los bonos del Tesoro. Los rendimientos de la deuda pública francesa tocaban sus menores niveles desde octubre del año pasado, ya que los inversores buscaban mejores retornos.

"Si recibimos algunas noticias de Europa que en el margen sean positivas, aún cuando no sean la solución al problema, las tasas tienen espacio para subir", dijo De Rose.

El bono del Tesoro a 10 años caía 2/32 en precio y rendía un 1,76 por ciento.

El miércoles, los líderes europeos instaron a Grecia a mantener su plan de austeridad y a completar las reformas exigidas en su plan de rescate, a cambio de su apoyo para que el país se mantenga dentro de la zona euro.

REUTERS IG LEA/