ANALISIS-Monedas A.Latina, bajo presión por datos EEUU y Europa

lunes 30 de abril de 2012 08:35 CDT
 

Por Nelson Bocanegra

BOGOTA, 30 abr (Reuters) - Las monedas de América Latina se moverían esta semana sin tendencia definida ante las crecientes preocupaciones por la crisis de la zona euro y a la espera de datos sobre la economía de Estados Unidos y de China, en mercados donde las autoridades monetarias locales se mantienen prestas a intervenir para contener el avance excesivo de sus divisas.

Los bancos centrales de varios países latinoamericanos, principalmente en Brasil, Perú, Argentina y en menor medida en Colombia, mantienen una constante intervención en sus respectivos mercados cambiarios para frenar la apreciación de sus monedas que afectan a sus exportaciones, en una región donde continúan ingresando miles de millones de dólares de flujos de inversión extranjera.

"Se espera cautela antes del reporte de empleo de Estados Unidos, que si sorprende a la baja puede que alimente expectativas de un nuevo QE (siglas en inglés para alivio cuantitativo)", dijo Katia Diaz, estratega de la consultora 4Cast Inc en Nueva York.

"También será importante la reunión del BCE (Banco Central Europeo) y sus comentarios, porque si no logra convencer a los mercados de que el banco está encima de la situación en Europa, veremos las monedas en Latinoamérica en rojo", explicó.

El BCE sostendrá el jueves su reunión mensual de política monetaria para la zona euro mientras que Estados Unidos divulgará el viernes su informe oficial sobre la situación del empleo y la tasa de desempleo de abril.

El más reciente capítulo de la crisis europea se registró la semana pasada, cuando la agencia Standard & Poors rebajó su calificación de la deuda soberana de España a largo plazo en dos escalones, ante expectativas de que el déficit presupuestario del Gobierno se hunda más de lo previsto por la contracción de la economía.

Adicionalmente, la atención también estará sobre datos económicos de China, que de mostrar un deterioro impactaría a los países latinoamericanos, que cada vez son más dependientes de las ventas de materias primas al gigante asiático.

En ese sentido, monedas como el peso chileno continuarán vulnerables a los movimientos en los precios del cobre mientras que el peso mexicano oscilaría ante los datos estadounidenses por su estrecha relación con la mayor economía del mundo.   Continuación...