Bonos EEUU caen levemente tras oferta BCE

miércoles 21 de diciembre de 2011 11:58 CST
 

NUEVA YORK, 21 dic (Reuters) - Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense caían el miércoles, pero reducían las fuertes pérdidas de la sesión previa, después de que una oferta de fondos a los bancos por parte del Banco Central Europeo no logró despejar el temor a una profundización de la crisis en la zona euro.

Los bancos europeos aprovecharon los préstamos del BCE, tomando 489.000 millones de euros.

Los activos de mayor riesgo, como las acciones, el euro y la deuda soberana de países europeos periféricos subieron con fuerza el martes, bajo la creencia de que los préstamos del BCE aliviarían parte del temor a un racionamiento del crédito en Europa.

Este cuadro redujo la demanda por activos seguros y arrastró a los bonos del Tesoro. Sin embargo, una vez que se realizó la oferta el miércoles, la corriente vendedora de bonos se revirtió.

La excepción a las caídas leves era el bono a 30 años , que bajaba casi un punto en precio y rendía un 2,97 por ciento.

"El tamaño de la participación fue mayor a lo que algunos esperaban y algunas personas lo interpretaron como una señal de un problema mayor en el sistema bancario, por lo que los activos de riesgo están operando (levemente) a la baja", dijo Ward McCarthy, director gerente de la división de renta fija de Jefferies & Co. en Nueva York.

Los bonos operaban también atentos a las acciones y ampliaron levemente sus caídas cuando Wall Street se recuperó de mínimos de sesión.

La parte a largo plazo del mercado de bonos del Tesoro era la más golpeada.

"Si eres completamente pesimista respecto al mercado, incluso sólo por razones técnicas, tienes que atacar los vencimientos más largos, que han tenido un buen desempeño en la carrera, es tan sencillo como eso", dijo David Ader, encargado de estrategia de bonos gubernamentales de CRT Capital en Stamford, Connecticut.

Las notas referenciales a 10 años, que habían llegado a subir hasta 2/32 en precio, caían 4/32 luego de que las acciones recortaran parte de sus pérdidas. Ello dejaba los rendimientos del papel en un 1,94 por ciento. (Editado en español por Inés Guzmán)