ACTUALIZA 3-Repsol-YPF rescata a Sacyr con recompra de acciones

martes 20 de diciembre de 2011 14:51 CST
 

* Repsol compra 10 pct de capital por unos 2.600 mln euros
    * Sacyr acuerda refinanciación a tres años de deuda
    * Analistas ven positiva operación para Sacyr
    * Sacyr rompe pacto de acción conjunta con Pemex

 (Actualiza con precio de cierre de accione)	
    Por Carlos Ruano y Melissa Akin	
    MADRID/MOSCU, 20 dic (Reuters) - La petrolera española
Repsol-YPF acudió al rescate de su accionista Sacyr al recomprar
títulos propios en manos de la constructora, que gracias a la
operación logró refinanciar una parte vital de su abultada
deuda.	
    A horas de la fecha límite para refinanciar los casi 5.000
millones de euros en créditos -que la constructora había tomado
justamente para comprar un 20 por ciento de Repsol-YPF -
la petrolera anunció que había comprado a Sacyr la
mitad de su participación en la firma.	
    Repsol-YPF le recompró acciones por equivalente al 10 por
ciento de su propio capital con un descuento del 5 por ciento
sobre el cierre del lunes -el monto total pagado fue de 2.572
millones de euros- y luego anunció que planea vender pronto ese
paquete a terceros.    	
      
 	
    La petrolera, que con la operación evitó una venta masiva de
sus acciones en el mercado, aseguró que ahora buscará
compradores entre inversores institucionales o estratégicos,
aunque también considera su posible uso para pagar dividendos. 	
    "Dado el gran número de bancos involucrados y la
heterogeneidad de sus planes e intereses era previsible una
venta masiva y desordenada de títulos", dijo Repsol-YPF en un
comunicado.	
    Más tarde, el director financiero de Repsol-YPF, Miguel
Martínez, aseguró que la firma no debió salir al rescate ante la
falta de interés del mercado por los títulos. "No es que los
terceros se negaran a entrar en Repsol, sino que no hubo tiempo
material para que estos terceros tomaran una decisión", dijo.	
    Un gestor de fondos explicó que algunos fondos de cobertura
y de pensiones se habían "agazapado" en los últimos meses ante
la eventualidad de una colocación en el mercado de papeles de
Repsol-YPF a buen precio ante la urgente situación de Sacyr.	
    Las acciones de Repsol-YPF cerraron el martes con un alza
del 2,48 por ciento a 22,725 euros, que se compara con los 26,7
euros que Sacyr había pagado en el 2006 cuando compró un 20 por
ciento de la petrolera.	
    Los títulos de Sacyr, en tanto, saltaron un 8,32 por ciento
a 4,362 euros.	
        	
    ALIVIO PARA REPSOL-YPF Y SACYR	
    Con la compra, Repsol-YPF despeja otra situación no deseada,
al romperse el pacto de accionistas entre Sacyr y la petrolera
estatal mexicana Pemex. Ese pacto, anunciado recientemente,
buscaba ganar influencia en el directorio de Repsol-YPF.	
    A diferencia de lo que ocurría hace sólo unas horas,
Repsol-YPF tiene ahora en sus propias manos la deseada
estabilidad entre sus accionistas, que había provocado
enfrentamientos enconados en su consejo e incluso en el seno de
la constructora llevando a la destitución del presidente de
Sacyr.	
    "Es una operación positiva para ambas compañías", dijeron
los analistas de Banco Sabadell.	
    Más allá del quebranto en las cuentas de Sacyr, la
constructora puede refinanciar el resto de un crédito que, en
caso de impago habría supuesto la ejecución de las garantías
otorgadas a los bancos dejando el balance de Sacyr en serios
problemas.	
    "No es la opción óptima para Sacyr, que hubiese querido no
vender el 10 por ciento. Pero, de esta forma, salvan el 52 por
ciento del crédito y las incertidumbres que pesan sobre la
cotización", dijo un analista que pidió el anonimato.	
    Tras la operación Sacyr consiguió alcanzar un acuerdo de
refinanciación de la deuda que vencía este mismo miércoles, dijo
esta mañana otra fuente a Reuters.	
    	
    PERDIDA MILLONARIA Y MENOR RIESGO	
    Con el acuerdo, Sacyr consigue aliviar la situación de su
pasivo a costa de asumir fuertes pérdidas por el valor de
activos, que provocarán que la compañía tenga presumiblemente
que asumir un resultado negativo en el 2011.	
    "Con la operación, sobre todo Sacyr salva la refinanciación.
Con un descuento del 5 por ciento sobre el precio de cierre
(...) las minusvalías ascienden a alrededor de 680 millones de
euros", dijo el analista. 	
    Con una deuda neta de 11.391 millones de euros, sin activos
disponibles para vender y una escasa generación de caja, Sacyr
afronta vencimientos de 575 millones en 2012 y de 952 millones
en 2013. La ventas de las acciones de Repsol-YPF de casi 2.600
millones de euros mejora sustancialmente los ratios.  	
    Pero la constructora tendrá dos representantes en el consejo
de administración de Repsol, su vicepresidente, Juan Abelló, y
José Manuel Loureda, después de que presentara su dimisión el ex
presidente del grupo Luis del Rivero.	
	
 (Por Melissa Akin; Editado por Redacción Madrid y Javier López
de Lérida)