Peso argentino cae a mínimo; bolsa sube por contexto externo

viernes 16 de diciembre de 2011 11:33 CST
 

BUENOS AIRES, 16 dic (Reuters) - El peso argentino bajaba a su mínimo histórico el viernes en el mercado mayorista por la demanda de dólares por parte de inversores privados que era acompañada por el Banco Central.

En medio de una ligera alza del euro y el retroceso en el rendimiento de algunos bonos clave de países europeos, la bolsa y la deuda pública de Argentina subían en línea con los mercados globales.

La moneda local interbancaria perdía un 0,12 por ciento a 4,2875/4,29 por dólar a las 1710 GMT, por debajo del mínimo de 4,2875 unidades marcado 11 días atrás.

Solo durante diciembre, la entidad monetaria acumula compras por casi 900 millones de dólares. Esas divisas vienen en su mayoría de liquidaciones de exportaciones y de compañías aseguradoras obligadas a repatriar fondos.

Actualmente, todas las compras de moneda extranjera deben ser autorizadas previamente por la oficina recaudadora de impuestos (AFIP), una medida adoptada a fines de octubre para desalentar la compra de dólares y frenar una fuerte fuga de capitales.

Los bancos están obligados a informar al Banco Central con 10 días hábiles de anticipación las compras de divisas que superen los 500.000 dólares.

Al margen de los dólares liquidados por el sector exportador, la plaza muestra alta liquidez por las trabas que tienen los importadores para obtener divisas y por el reciente pago de a unos 2.500 millones de dólares por la amortización del bono soberano (ex cupón) atado al crecimiento argentino.

El peso en la plaza informal, en cambio, ganaba un 0,22 por ciento a 4,59/4,61 por dólar, nuevamente con escasos volúmenes y lejos del rango sugerido por funcionarios oficiales de entre 4,40 a 4,50 pesos.

Ese circuito cambiario se paralizó a mitad de noviembre luego de que las presiones gubernamentales para frenar la depreciación del peso llevaron a los cambistas a no realizar transacciones. Recién esta semana se reiniciaron algunos negocios.   Continuación...